10 experiencias gratis que todos los niños deberían vivir en verano

El verano es una época especial, diferente, única y llena de aventuras y emociones. Sobre todo cuando somos niños. Seguro que tú también recuerdas la época del verano con entrañable nostalgia. Para los niños, el verano es una época para descubrir cosas nuevas, vivir experiencias distintas, hacer nuevos amigos y olvidarse por unos meses del cole. Sin duda, estos meses son un momento perfecto para disfrutar en familia y aprovechar vuestro tiempo juntos. Hoy os proponemos 10 experiencias para vivir en familia que todos los niños deberían hacer en verano

 

Dar un paseo por la naturaleza

Con la llegada del buen tiempo y los días largos podemos aprovechar para descubrir nuevos parajes. Los paseos despertarán al explorador y al científico que todo niño lleva dentro. Seguro que cerca de tu localidad o en tu lugar de vacaciones hay alguna ruta por el campo agradable, además, durante la marcha, ellos pueden aprender un montón de cosas sobre el mundo natural.

Recoger hojas y flores y aprender a identificarlas

Durante los paseos/expediciones por el campo podéis recoger muestras de la naturaleza: Hojas, ramas, flores… y después crear un cuaderno de campo para buscar a qué especie pertenecen e investigar en libros o en internet sobre ellas. De esta forma los niños aprender a identificar la flora local y se lo pasarán en grande convirtiéndose en pequeños expedicionarios.

Bañarse en una piscina natural

Durante el verano podéis organizar un picnic en una piscina natural. Seguro que os lo pasáis en grande jugando en el agua, descubriendo las especies que habitan en ella, chapoteando… Además, en estos espacios suele haber otras familias con niños y los peques tendrán la oportunidad de relacionarse y hacer nuevos amigos de verano.

Salir una noche a ver las estrellas

Después de los calurosos días del verano podéis planificar una escapada nocturna al campo para observar las estrellas. Podéis conseguir un planisferio y aprender a identificar las principales constelaciones del cielo de verano: La osa mayor, el cisne, escorpio, sagitario… además de intentar identificar la estrella polar, ver satélites, aviones o estrellas fugaces. De hecho, una época fantástica para observar las estrellas en verano es entre el 9 y el 15 de agosto, cuando podremos disfrutar de la lluvia de estrellas Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo.

Bañarse en la playa

La primera vez que un niño ve el mar suele ser un momento impactamente. Toda esa cantidad de agua junta, las olas… y ¡La playa! Uno de los lugares más divertidos para disfrutar en familia. Los peques se lo pasan muy bien jugando con el agua, con la arena y los bichillos que se van encontrando. Todo niño debería ver y disfrutar de la playa al menos una vez.

Hacer castillos de arena

Otra de las actividades más “típicas” de la playa y que sin duda es super divertida es crear castillos de arena. Una forma de que los niños jueguen, se diviertan y desarrollen su imaginación de una forma sana y natural. Seguro que tú guardas buenos recuerdos familiares haciendo castillos en la playa ¿Verdad? Pues tus hijos también los tendrán si disfrutáis en familia de estos momentos.

Hacer nuevos amigos

En las aventuras veraniegas seguro que coincidís con otras familias que están disfrutando igual que vosotros. En piscinas naturales, en la playa, en el camping… Durante el verano los niños tienen la oportunidad de hacer nuevos amigos con los que divertirse, jugar y descubrir que el mundo es mucho más grande que el que tienen en el cole. Sin duda una experiencia muy saludable.

 

Volar una cometa

En la playa o en el campo, volar una cometa es una actividad muy divertida para el verano. Además, podríais hacer la cometa vosotros mismos utilizando materiales sencillos, hay cientos de ideas por Internet. Cada uno puede hacer la suya ¿Cuál volará más alto?

 

Hacer pulseras y complementos

Además de las experiencias al aire libre, no debemos olvidarnos que también podemos hacer cosas en interior en los meses de verano, sobre todo en las horas de máximo calor. Este momento será ideal para preparar talleres de manualidades. Por ejemplo, podéis hacer pulseras de cuerdo, de bolitas o de hilo que seguro que querrán regalar a todo el mundo. Una actividad divertida, entretenida y que desarrollará sus capacidades creativas.

Leer libros en familia

Aunque esto se debe hacer todo el año, no solo en verano, es una actividad fantástica para pasar el tiempo de una forma saludable y estarás ayudando a que los peques entiendan la importancia de la lectura. Elige títulos que sean interesantes para ellos y, sobre todo, que estén adaptados a su edad.

Esperamos que todas estas ideas os inspiren para organizar vuestros planes veraniegos durante las vacaciones. Los niños crecen muy rápido y hay que aprovechar todo el tiempo que se pueda para disfrutar de su compañía y crear momentos en familia.

SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX

Comentarios