5 juegos para jugar con los niños en la piscina

Las jornadas de piscina son la mejor opción en verano para superar las olas de calor como la de esta semana. Sin duda ir con los niños a la piscina es un gran plan y, si quieres que se lo pasen en grande te proponemos cinco juegos clásicos con los que puedes divertirte con los niños y hacer una actividad diferente. 

MARCO POLO

El juego más clásico de las piscinas. Seguro que sabes en qué consiste pero, por si acaso, te lo recordamos. Se trata del típico juego del pilla pilla pero en la piscina. Se elige un niño que será el que se la pique y le taparemos los ojos con un pañuelo. A continuación, dentro de la piscina, tendrá que gritar “MARCO” y el resto de niños contestar “POLO” para darle una pista del lugar en el que se encuentra. Cuando consiga pillar a un compañero se cambia de turno.

TIBURÓN TIBURÓN

Uno de los juegos favoritos de todos los niños entre 3 y 6 años es el de la muralla (También llamado la araña, bulldog… entre otros nombres). Pues “Tiburón, Tiburón” es muy parecido. Un niño se situará en el centro de la piscina y se delimitará un espacio en el que se puede mover. El resto de niños estarán fuera. Cuando alguien grite “YA” los niños se tirarán a la piscina e intentarán cruzar a la otra orilla sin ser atrapados. El tiburón tendrá que atrapar a sus compañeros. Si los atrapa se convertirán en tiburones con él y se repetirá el juego hasta que solo quede 1 niño fuera de agua.

CARRERAS DE RELEVOS

Con este juego los niños practicarán sus dotes de natación. Para jugar se necesita un número par de niños, mínimo 4. Dos niños se sitúan en un extremo de la piscina con una chancla, pelota, flotador o cualquier otra cosa en la mano. Deberán nadar hasta la otra punta de la piscina donde les estarán esperando sus compañeros, a los que tendrán que dar el relevo y volver estos nadando hasta el punto inicial. Gana el que llegue primero.

EN BUSCA DEL TESORO

Para jugar a este juego debemos conseguir varios objetos que se puedan meter en el agua. Depende de la edad de los niños podéis elegir objetos flotantes, objetos que se hundan o combinar ambas opciones. Para jugar los niños se situarán todos juntos en un extremo de la piscina con los ojos cerrados y tocando el bordillo. En este momento la persona responsable fuera de la piscina tirará los objetos dentro del agua de forma aleatoria. A la voz de “YA” los niños irán en busca de los objetos y deberán traerlos al bordillo.  Ganará el que más objetos recoja.

BOMBA A PUNTO DE EXPLOTAR

No se trata de tirarse a “Bomba”, en este juego se necesita una pelota y al menos unos 6 jugadores. Los niños deben colocarse en círculo, agarrados de la mano, en una zona de la piscina donde hagan pie y colocamos una pelota en el centro del círculo que será la “bomba”. Los niños tendrán que ir nadando alrededor del la pelota “bomba” intentando que no les toque. Si les toca, la “bomba” habrá explotado y quedarán eliminados. El juego se repite hasta que solo quede un niño.

 

Seguro que se os ocurren otros muchos juegos para disfrutar de los días piscineros. ¿Cuál es vuestro favorito?

 

SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX

 

Comentarios