7 formas de conseguir que el estrés no te supere

¿Te levantas más cansado que cuando te acostaste, agobiado por todo lo que tienes que hacer y con una sensación constante de ansiedad? Estás estresado. Ya, no te estamos diciendo nada nuevo, pero deberías dejar de ignorarlo. Porque el estrés, en dosis pequeñas, es bueno. Pero sufrirlo de forma crónica puede afectar a tu salud. Así que relájate, tómate un ratito para ti, y descubre cómo mejorar tu vida llevándola con más calma.

Son muchas las razones por las que podemos estar estresados: el trabajo, la casa, la familia, los estudios, jornadas laborales maratonianas, problemas personales…

Así que no pretendemos dar la clave para reducir el estrés de cualquier persona, porque obviamente, el origen de ese estrés dependerá de cada una, así como su intensidad.. entre otras muchísimas cosas. Y sería muy pretencioso intentarlo y banalizar un tema que para mucha gente, se ha convertido en un serio problema.

Pero sí queremos recordarte una serie de consejos y pequeños cambios que a nosotros nos han ayudado día a día a mejorar situaciones estresantes e incluso a prevenirlas.

Como siempre, en los pequeños detalles está el secreto, y con un poco de constancia y energía positiva se puede asumir una rutina en la que el estrés aparecerá en la dosis justa.

Tranquini, la bebida relajante

Igual que cuando necesitas espabilarte pruebas con el café, cuando necesitas relajarte Tranquini es una gran opción. Esta bebida premium ayuda a combatir el estrés aumentando la concentración y lo más importante, sin producir somnolencia.

Está compuesta por ingredientes presentes en la naturaleza cuyas propiedades para reducir el estrés y la ansiedad están científicamente demostradas.

Sin conservantes ni colorantes artificiales, en tu DisfrutaBox Rompe los Moldes has encontrado la versión Original, con un sabor afrutado. Pero también puedes probar Tranquini Jade, con sabor a té verde, y Tranquini Jasper, con un toque de jengibre y lima. De venta en El Corte Inglés, Hipercor e hipermercados Carrefour, para que siempre puedas tener a mano el “respiro” que necesitas en tu día a día para recuperar la calma.

Y para que las situaciones estresantes que te sobrepasen sean las menos posibles, añade estos consejos a tu vida y no desgastes energía innecesaria con actitudes y gestos que te desgastan.

1. Actitud positiva

Tranquini

Una actitud positiva no solo nos da menos sinsabores, sino que nos da energía suficiente para afrontar el día a día con sus cosas buenas y también con sus imprevistos y reveses. Así que evita actitudes que absorben tu energía y minan tu ánimo.

¿Necesitas ejemplos?

Las quejas: quejarse no solo no sirve para nada, sino que además nos hace enfocarnos únicamente en lo negativo de cada situación haciéndonos entrar en un circulo vicioso frustrante. Lo mejor, céntrate en identificar el problema que te afecta y busca una solución. Y si no te afecta, ¡ignóralo!

Si aprendes a mirar el lado bueno de las cosas… aprenderás a ver la vida de otra manera.

Giphy

La culpa: todos cometemos errores y no hay que fustigarse por ello. Siempre son una fuente de aprendizaje así que aprende de ellos y sigue hacia adelante, acaban haciéndote mejor persona.

La preocupación excesiva: a veces nos anticipamos a los hechos y nos preocupamos tanto por las cosas que acabamos bloqueándonos y perdiendo el control en ciertas situaciones. Espera que las cosas sucedan y recuerda… seguro que puedes encontrar una solución que al menos, mejore la situación en cierta medida aunque no la solucione al completo. ¡Tú puedes!

El rencor: los sentimientos de odio, rencor y venganza lo único que hacen es minar nuestro ánimo y robarnos toda nuestra energía.

No saber decir que no: tienes derecho a decidir a qué dedicar tu tiempo y tus energías y sobre todo, a decir NO. Y hacerlo, es a veces la mejor forma de evitar situaciones estresantes innecesarias. Valora las consecuencias y recuerda que a veces, puede delegar o no hacer cosas que no te competen o te apetecen.

2. Organización

En tu hogar, en tu trabajo y estudios y en tu vida en general.

Es imposible tenerlo todo bajo control, pero hay cosas que en tu día a día sí que puedes llevar con cierto orden. Es fundamental para poder vivir más relajado y evitar situaciones estresantes que te superen.

Priorizar, tener una agenda y no procrastinar son 3 premisas fundamentales para conseguirlo.

Pero el orden no es importante solo en tus tareas. Es importante también en tu espacio. Tener tu casa (o tu cuarto), tu mesa de trabajo… esos lugares donde pasos mucho tiempo, ordenados, es fundamental para que tú goces de cierta tranquilidad diaria que lo contrario no produce. Por no hablar del tiempo que ahorras cuando tienes las cosas en su sitio y localizadas.

3. Alimentación, descanso y ejercicio

Como verás este consejo es válido para cualquier cosa que signifique sentirse bien.

Una alimentación sana, es fundamental para sentirnos bien y para que nuestro cuerpo esté lleno de energía y responda a nuestras exigencias. Las vitaminas y nutrientes naturales nos dan todo lo que necesitamos para afrontar nuestro día a día, sea lo duro que sea.

Acuéstate una hora antes: lo habrás leído en miles de sitios. Y aunque parece un tópico al final, es un gran consejo. Consigues descansar más y mejor. Y descansado el mundo se ve de otra manera. Es más difícil que los malos pensamientos desborden nuestras cabezas. Nuestro cerebro está más operativo. Y nuestra forma de afrontar el día es mucho más práctica, optimista y efectiva.

Y el deporte, la vida activa… es fundamental. Para nuestro cerebro, por la famosa serotonina. Para liberar estrés, para desconectar, para mantenernos en forma y saludables, nos ayuda a dormir mejor… no se trata de machacarnos horas y horas en el gimnasio. Basta con media hora al día: sal a andar a buen ritmo, a correr, o haz un poco de cardio en casa.

Este vídeo de Patry Jordan, de solo 10 minutos, es una buena forma de empezar el día.

4. Descansar del mundo digital

Vivimos conectados las 24 horas a un dispositivo digital: el ordenador, la tablet, el móvil… nuestros ojos no descansan y y eso afecta a nuestro descanso.

De sobra sabrás que si quieres dormir como un bebé, evites utilizar tus dispositivos electrónicos 1 hora antes de dormirte. Y si no puedes apagar el Wifi por la noche, pon tu móvil en modo avión (o apagado) para mejorar el descanso.

Por supuesto, y súper recomendable, desconectar durante el día de cualquier dispositivo al menos 1 hora: el consumo visual de tantos estímulos disminuye nuestra capacidad de procesar la información y crea un enorme estrés y ansiedad. Por no hablar de que tanta información a la que estamos expuestos nos impiden pensar y ser creativos.

5. Tiempo para ti

A veces el trabajo, la casa, la familia, incluso la vida social nos impide tener un tiempo para nosotros. Para mimarnos, estar tranquilos haciendo algo que nos guste y que nos relaje, cuidándonos o simplemente pasando un buen rato.

No le restes importancia, busca un rato para ti al menos 1 vez a la semana y date un homenaje para despejar la mente, desconectar, relajarte, cuidarte y cargar pilas.

6. Practica actividades que te relajen

Yoga, meditación, ganchillo, punto, Tai Chi, pintar mandalas o pintar simplemente, hacer puzzles, manualidades, leer, ver pelis y/o series, documentales, ir a museos…. ¡lo que sea! pero haz cosas que despejen tu mente y que durante un buen rato no te hagan pensar en nada. O por lo menos en nada que sea estresante. En Tranquini te aconsejan 5 Hobbies muy relajantes.

Tranquini

Y recuerda sobre todo que la vida son dos días y que uno nos lo pasamos durmiendo, así que hay que intentar, en la medida de lo posible, que nuestro día a día sea lo mejor y más relajado posible para disfrutar al máximo. Pero no esperes a mañana… ¡Empieza hoy!

SUSCRÍBETE a DisfrutaBox si aún no lo has hecho y recibe tu caja de bienvenida por solo 9,99€

Comentarios

Los comentarios están cerrados.