10 consejos para conseguir salir bien en las fotos

Si eres has sido seguidor/a de la serie Friends, ahora te vendrá a la cabeza  la cara de Chandler al posar en una foto… ¿a veces te sientes así? ¿Te ves en las fotos muy poco natural y favorecido/a? ¡Bienvenida a nuestro mundo! Pero este verano nos hemos propuesto salir medianamente decentes… y vamos a probar estos trucos que nos proponen fotógrafos famosos, y alguna que otra celebridad experta en el tema.

Giphy.com

El primer punto y más importante es que te relajes, para que salgas lo más natural posible… y sí, ya sabemos que lo sabes y que lo intentas… y si te pasa como a nosotros, entonces es hora de que vayamos al grano 🙂 porque está claro que no es suficiente. Pero aún así…. ¡no lo olvides!

Relajarte y ser natural es fundamental para ser fotogénico/a

1. Sonríe con la mirada o haz “squinch”

Que ¿qué es “squinch” (o sonreír con la mirada)? Pues es una palabra inventada por el fotógrafo Peter Hurley, que consiste en entrecerrar ligeramente los ojos.

Este sencillo gesto transmite confianza y seguridad en uno mismo. “La confianza es lo que nos hace parecer bellos”, asegura este fotógrafo.

Todo lo contrario a lo que transmiten unos ojos muy abiertos, que dan sensación de inseguridad (por no decir de susto 🙂

Peter Hurley

¿Cómo hacerlo?

Relájate, relaja tu rostro, y entrecierra ligeramente los ojos. Hazlo delante de un espejo para ver dónde está el punto.

2. Presta atención a la barbilla

Este truco, también de Peter Hurley, es clave para evitar que aparezca la terrible papada. Y es genial para primeros planos.

Es muy sencillo, consiste estirar el cuello hacia adelante un poco. Cual pavo real. Como verás en el vídeo, y voilá, adiós papada.

3. Ladea ligeramente la cabeza

También es interesante que lo hagas en primeros planos, y sin dejar de seguir el consejo anterior.

Según la fotógrafa Jodee Ball, tus primeros planos quedarán mejor si además, no miras directamente a la cámara. Mira al fotógrafo o a los ángulos de la cámara o del móvil.

Para realizar esta postura, inclina ligeramente la cabeza y gira un poco el cuerpo en dirección opuesta a la cámara, para parecer que te alejas un poco de ella. La barbilla irá en dirección al hombro que queda más cerca de la cámara.

Ganas un toque más desenfadado, natural y una postura más estilizada. Y si además adelantas un poco el cuello, adiós papada.

4. Mantén una pose despreocupada

Para ello, dale a tu cuerpo una forma de S, te hará parecer menos hierática.

En lugar de meter las manos en los bolsillos, mete solo los pulgares, para darle un toque más desenfadados.

Es importante, en esta pose, intentar echar los hombros para atrás: sacando pecho. Da sensación de seguridad.

5. Dobla la rodilla

Es la misma idea que la pose anterior, pero en vez de para poses de frente, para poses de perfil. Consigues también la forma de S de la pose anterior que estiliza y relaja.

6. Inclina los hombros

Inclinando los hombros estilizamos la figura, damos un aire más relajado a la postura, y hacemos que nuestro cuello se vea mucho más.

Intenta mostrar las manos también en la fotografía y quedará mucho mejor.

7. Gira tu cuerpo en la dirección opuesta a la cámara unos 3/4

Ya lo hemos visto en la pose número 3. La idea es nuevamente estilizar más la figura.

En esta postura (igual que para las anteriores) evitamos una foto frontal que es menos favorecedora, y los hombros rectos.

Además, si colocas las manos de forma estratégica como ves en la foto, la pose también será más elegante.

8. Cuidado con las manos

En algunas ocasiones, es buena idea tocarnos la cara, pero en este caso, es mejor seguir el contorno del rostro y no mostrar la palma de la mano. Una vez más, ladeamos ligeramente los hombros y los giramos.

9. No mires directamente a la cámara

Como ya te hemos dicho, no es buena idea, porque impone y hace que pierdas naturalidad. Prueba a mirar al fotógrafo, a un punto infinito detrás de él, los ángulos de la cámara /móvil o directamente, mira hacia abajo, adoptando las posturas anteriores.

Será más fácil relajarte y te permitirá sonreír con naturalidad.

Está bien que sonrías, pero no es obligatorio. Puedes simplemente abrir ligeramente la boca, de forma relajada o esbozar una sonrisa. Intenta en ambos caso que la boca esté ligeramente abierta, sin ser exagerada.

Cuando domines el punto número 1, el squinch, la sonrisa de tu boca saldrá sola y de forma perfecta

Y juega con el pelo, dale volumen y deja mechones por la frente y sobre los hombros para romper el estatismo.

10. La luz natural siempre es mejor

A veces, es necesario utilizar el flash, en este caso, evita que el fogonazo sea frontal porque no favorece al resultado final de la foto.

La mejor luz para hacerte fotos es la primera y la última del día. Las horas centrales no favorecen mucho, especialmente en retratos y primeros planos. En este caso, sírvete de esta luz natural, que siempre es mejor, pero evita que sea muy directa.

¿Cómo hacer un selfie?

Aquí hay dos trucos importantes.

  1. Utiliza el temporizador. Así la persona que dispare no estará pendiente del botón sino de posar.
  2. Haz un plano picado desde arriba, siguiendo los consejos anteriores para un primer plano.

Y si eres mujer y te gusta, maquíllate los labios con el color que mejor te siente.

Para terminar, es este vídeo tienes 9 trucos, y sobre todo, errores a evitar, para que salgas absolutamente perfecto/a.

SUSCRÍBETE EN DISFRUTABOX

Y deja que te sorprendamos todos los meses

Comentarios