11 snacks saludables para picar entre horas

Ya sabemos que la fruta es el tentempié ideal para llevarte al trabajo y calmar el hambre voraz de media mañana o de media tarde… ¿pero cuántos acabamos comiéndonos la fruta? ¿Y durante cuánto tiempo nos quita el hambre? En algunos casos, hasta provoca más. Por eso, hemos ido probando diferentes combinaciones de snacks saludables, sencillos y deliciosos para llevarnos al trabajo ( o cualquier otro sitio), con los que superamos la barrera del hambre sin dejar de comer sano.

1. Fruta, pero con acompañamiento

Y no renegamos de la fruta, ¡nunca! nos encanta, solo sugerimos presentarla de forma más divertida y sobre todo saciante para que no nos deje con ganas de más.

Prueba con una macedonia contundente, bañada en zumo o condimentada con yogur o queso, frutas y frutos secos (pasas, dátiles, nueces, almendras…) cereales…

2. Zumo y Patatas Fritas

Pero no cualquier zumo ni cualquier patata frita. ¡Queremos tentempiés saludables!

Como las bebidas refrescantes a base de fruta Juice Co. de Mediterránea Agua de Mar, sin azúcares añadidos. Están hechos a base de agua de mar y de la mejor fruta seleccionada, y están deliciosos.

Se pueden conservar a temperatura ambiente sin perder sus propiedades. ¡Así que son perfectos para llevártelos al trabajo, a la playa, a la piscina, de excursión… donde quieras!

Y para completar este cómodo tentempié, sus Patatas Fritas, con verdadero sabor a patata frita, son perfectas. Son las primeras elaboradas con Agua de Mar, y es precisamente este detalle lo que hace que el sabor original de la patata sea el principal protagonista: sin artificios ni potenciadores de sabor. Y con una textura a la que te será difícil resistirte.

Un aperitivo muy Mediterráneo y cómodo de llevar a la oficina, perfecto para matar el gusanillo.

3. Pasas, dátiles y frutos secos

Las frutas secas en general, son las golosinas más sanas de las que puedes disfrutar. Combínalo con frutos secos (nueces, coquitos de brasil, almendras…) y tendrás un tentempié que sacia lo suficiente como para aguantar el resto de mañana o tarde.

Prepárate un tupper con un surtido de frutos secos, dátiles y pasas (lo más naturales posibles) y cuándo tengas ganas de algo dulce, recurre a é. ¡Se te pasarán el mono de azúcar… y el hambre!

4. Palitos de pan

Otra idea muy cómoda si lo que te apetece es algo salado. Y una vez más, no recurrimos a cualquiera, sino que vamos a lo seguro. Y Mediterránea nos propone los verdaderos Panes Mediterráneos en los que sustituyen el agua y la sal, por Agua de Mar. De esta manera, el sabor de los ingredientes naturales de cada palito, es el único protagonista.

Aguademar.es

De cacahuete, de cereales o de pipas. Decide tu sabor favorito o hazte un mix.

5. Hummus

Si eres de los que tienen un hambre voraz, acompaña tus palitos de pan con Hummus casero.

6. Tosta de aguacate con …

El aguacate se puede combinar con ingredientes dulces o salados.

Jamón cocido, pavo, jamón serrano, huevo y salmón son algunas de las opciones saladas. Aunque se nos ocurren muchas más.

Y si en vez de tosta te preparas una ensalada con tomate, lechugas varias, espinacas, canónigos… ¡también vale!.

Para darle un toque más dulce, puedes añadir algún fruto seco y dátiles, o una combinación de fruta de temporadas.

ObjetivoBienestar.com

Y si estás necesitado de azúcar, ponle por encima un poco de miel lo más natural posible, ¡y a endulzarse el día!

7. Minibocadillo de salmón ahumado y queso

Sin abusar del pan, pero recurriendo a lo bien que lo acompaña todo  😋 y a lo rico que está, unos minibocadillos o unas tostas de arroz con queso y salmón ahumado nos parece un snack muy apeticible.

ObjetivoBienestar.com

Y aquí puedes incorporar ingredientes de todo tipo: aguacate, pepino, lechuga u hojas verdes, tomate… ¡tú decides tu combinación favorita!

8. Pepinillos y aceitunas

Los encurtidos son el comodín del público.

Que te entra un ataque de hambre de los gordos y ya te has tomado tu tentempié de rigor… ten a mano siempre tus pepinillos y aceitunas (¡lo más naturales posible siempre por favor 🙏!) puedes comerlos sin límite (salvo el tuyo propio) y sin miedo a engordar.

9. Palitos de zanahoria, apio y pepino con salsa

Tzatziki o Tártara son dos salsa fáciles y suaves para llevarse al trabajo y están deliciosas para untar unos palitos de zanahoria, apio y/o pepino.

Objetivo.Bienestar.com

Pero si en tu trabajo no hay nevera, prueba a llevarte el hummus como unte de estos palitos. ¡Delicioso!

10. Chips de frutas y verdura

De calabacín, remolacha, apio, zanahoria, manzana, plátano, boniato…

Elige la combinación y hazte un divertido y delicioso surtido.

11. Cremas fresquitas y caldos

En verano, cualquier crema fresquita como un gazpacho, salmorejo, ajoblanco… son perfectos para matar el gusanillo y entran solos.

Y en invierno, un caldito caliente con un poco de pollo, pescado o huevos cocidos también son una buena alternativa.

Lo principal es planificar los tentempiés semanales y dedicarles un poquito de tiempo (como ves no demasiado) para disfrutar de un picoteo entre horas lo más saludable posible.

Si para ti esta es una nueva costumbre, asúmela poco a poco hasta que la incorpores a tu vida definitivamente.

Y recuerda, SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX  y todos los meses te sorprendemos con una selección de las mejores marcas y sus novedades del momento..

Comentarios