Cómo hacer rollitos orientales

Nos encanta la comida asiática, así que nos hemos atrevido con unos rollitos de primavera clásicos. Aunque en España, los de este tamaño se les conoce como “rollitos vietnamitas”. Llámalos como quieras y prepáralos también como tú quieras. A nosotros nos gustan con las obleas de arroz simplemente hidratadas y a comer. Pero los puedes freír o cocinar al vapor… Descubre la técnica para manipular las obleas, y el resto, ¡será comer y cantar!

En Asia, no hay una receta única de estos rollitos, cada región lo prepara a su gusto con sus ingredientes más característicos. En nuestra receta utilizamos productos que nos encantan, como la Pechuga de Pavo al natural de Casa Matachín, pero puedes variarla a tu gusto y utilizar otro: pollo, gambas, cerdo… y mucha verdura son los principales ingredientes.

Nuestra receta ha venido inspirada por esta de Salseandoenlacocina.com, donde hemos descubierto cómo manipular correctamente las obleas de arroz. ¡Y te recomendamos que pruebes también su combinación de ingredientes!

No te pierdas el vídeo de cómo hacer rollitos de primavera

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 paquete de Obleas de Arroz (10 unidades)
  • 2 latas de Pechuga de Pavo Casa Matachín
  • 1 Cebolla mediana
  • 1 Zanahoria grande
  • 2 puñados de Col picada
  • 4 Champiñones pequeños
  • Brotes de Soja
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de Oliva
  • Salsa Soja

China, Vietnam, Singapur o Indonesia preparan estos rollitos tanto frescos, como fritos, salteados o al vapor.

Elaboración:

    1. Como nuestros rollitos van en crudo, vamos a sofreír las verduras antes. Si quieres cocerlos al vapor o freírlos, y te gustan las verduras muy crujientes, no hace falta que la sofrías en exceso.
      Nosotros las hemos dejado al dente porque nos gusta el toque crunch, pero el punto de las tuyas lo decides tú.
    2. Corta en tiras finitas y no muy largas la cebolla, la zanahoria, la col y los champiñones.
    3. Si tienes wok, saltéalas (mejor en algún aceite vegetal como coco, sésamo, girasol) y añade un chorrito de salsa soja.
    4. Si no tienes wok, saltéalas en una sartén con aceite de oliva y cuando tus verduras estén al dente, añade un chorro de salsa soja y los brotes de soja al gusto.
    5. Reserva el salteado en un plato para que se temple.
    6. Y en otro prepara la Pechuga de Pavo de Casa Matachín: escúrrela y desmígala con ayuda de un tenedor.
    7. Es importante tener el relleno listo, antes de hidratar las obleas.
    8. Cómo hidratar las obleas y hacer los rollitos: este proceso es rápido, pero es importante que sigas los pasos que te indicamos a continuación (y en los que hemos seguido las indicaciones de Salseandoenlacocina.com) para que sea un éxito.

1. Necesitas:

– Un recipiente lo suficientemente ancho y profundo para que te entre toda la oblea. Es importante sumergirla de 1 vez.
– Y un trapo de cocina de algodón y limpio (evita que sea nuevo, para que no se te peguen pelusillas). Extiéndelo sobre una superficie lisa.

2. Llena el recipiente de agua caliente (lo suficiente para que puedas meter la mano sin quemarte) y sumerge, 1 a 1 cada oblea. No las sumerjas todas a la vez porque seguramente, se peguen y el proceso de rellenado sea más estresante.
Nosotros hemos hidratado oblea, rellenado, hidratado, rellenado… hasta finalizar el proceso.
Se hidratarán súper rápido, en unos segundos, mientras el agua esté caliente. Así que en cuanto se te enfríe, cambia el agua.

3. Coloca la oblea hidratada sobre el trapo de algodón y rellena. Echa como 1 cucharada de verduras sobre la oblea, y sobre ella espolvorea la Pechuga de Pavo Casa Matachín desmigada al gusto.


Como ves, la cantidad del relleno que necesitas no es mucha, se trata de rollitos pequeños, aunque la oblea en sí sea grande.

4. Empieza a enrollar por tu lado. Recoge todo el relleno con la parte de oblea de tu lado, sin llegar a girar el relleno, y presionando bien para asegurarnos de que quede bien prieto.

Después dobla y cierra los extremos izquierdo y derecho sobre el centro, de nuevo, asegurando que el relleno queda prieto y compacto en el principio de este rollito.


A continuación, con las dos manos, gira y enrolla. Repetimos, queremos un rollito con un relleno bien compacto. Si luego lo vas a freír o a cocer, evitarás que se te desparrame.

Justo antes de cerrar el rollito, moja con agua templada el final de la oblea y cierra. Así quedará más seguro.

Como nos recomienda Maduixia: deja reposar cada rollito sobre una superficie rugosa que dificulte que se pegue a ella (como hojas de lechuga o de col). Y separados los unos de los otros para que no se peguen entre ellos.

Nosotros, en este punto, nos los hemos comido 😝 y están deliciosos. Pero puedes freírlos siguiendo las indicaciones de Salseando en la cocina. O cocerlos al vapor. Aquí de nuevo te sugerimos que lo pongas sobre las hojas de lechuga o de col y que lo cuezas durante unos 2-3 minutos. Cuando veas que se ponen un poco más blancos. Retira.

Recetas DisfrutaBox

Llena un cuenco con salsa soja, saca tus palillos y a disfrutar de esta deliciosa receta oriental.

El relleno en los diferentes países varía, el punto en común es utilizar ingredientes frescos típicos de la primavera. De ahí que se les conozca como Rollitos de Primavera.

Consejos:

¡También los puedes asar al horno! Coloca papel sulfurizado o de horno en la bandeja para que no se peguen, pinta los rollitos con aceite de oliva o huevo batido, y ásalos, a unos 200ºC durante 8-10 minutos por ambas caras hasta que estén crujientes.

NO TE PIERDAS LAS RECETAS DISFRUTABOX

Comentarios