Esta carta de agradecimiento de un hijo a sus padres te emocionará

El dicho «es de bien nacido ser agradecido», con los padres es casi una obligación, pues nos han dado la vida. Por eso, cuando leas la historia de agradecimiento que Christian Amarilla, un joven argentino de 26 años, dedicó a sus padres después de graduarse como ingenierio químico, te emocionará.

Todos nos podemos sentir identificados en cierta manera con la historia de Christian Amarilla, un argentino de 26 años, que acaba de graduarse como ingeniero química. Y es que, el joven escribió una carta en Facebook agradeciendo a sus padres todo el esfuerzo que habían hecho para que él pudiera ir a la universidad y acabar su Ingeniería. Pero Christian no solo tuvo palabras de agradecimiento hacia sus progenitores, también reconoció el buen hacer de los familiares, amigos y compañeros que se cruzaron en su camino y aportaron su granito de arena para que sacara la carrera adelante.

Christian Amarilla celebrando su graduación.

La publicación de Facebook, que ha sido compartida más de 16.000 veces y tiene más de 28.000 interacciones, comienza así: «Soy la bolsa de pan con mermelada que me daban las porteras al terminar la escuela para que me lleve a mi casa.

Soy el club de barrio que me permitió entrenar básquet durante 11 años sin cobrarme cuota social y pagándome el transporte para pueda ir a los partidos. También soy los botines de fútbol 5 que usaba de niño para jugar al básquet por no tener otras zapatillas«.

Soy la bolsa de pan con mermelada que me daban las porteras al terminar la escuela para que me lleve a mi casa. Soy el…

Publicada por Christian Amarilla en Lunes, 20 de mayo de 2019

Para luego pasar a agradecer todo a sus padres con frases como estas: «Soy los 30 kilómetros en bicicleta que hacia mi viejo todos los días para ir a dos trabajos por migajas de pan. Soy el dolor de espalda que hoy siente por las noches por tener que seguir laburando a pesar de su hernia de disco, soy también sus calambres. Soy los inventos de mi mamá para que un arroz blanco sea el plato más delicioso del mundo. Soy la preocupación de ella cuando de pibe llegaba tarde a casa, y también su ocupación para que yo siga estudiando a medida que fui creciendo«.

Podemos hacernos una idea de todo el esfuerzo que ha supuesto para Christian y su entorno el poder llegar a la Universidad y acabar la carrera. El joven argentino acababa su carta emotiva con esta reflexión de cara al futuro: «Para hoy ser «licenciado”, primero tuve que ser todas las otras cosas. Por eso hoy disfruto mucho serlo, porque es muy difícil llegar, y porque a mí particularmente me ha costado un montón.
Que venga lo sea, porque estoy preparado»
.

¿Alguna vez has mostrado agradecimiento a tus padres o a alguna persona que se ha sacrificado por ti? ¡Cuéntanoslo!

SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX

Comentarios