Trucos para planchar menos o no planchar

El tiempo es oro. Nuestro ritmo de vida muy loco. Y a las tareas del hogar hay que dedicarles el tiempo justo, sin descuidar obviamente ni la higiene ni el orden de tu casa. Pero que no ocupen demasiado tiempo de tu vida, es importante, porque necesitas disfrutar. Así que hay que ser práctico/a y reducir ciertas tareas, como la plancha. Toma nota de estos trucos para no planchar o planchar menos.

Sin duda si te dan a elegir ahora entre ir a dar una vuelta, un paseo, ir de tiendas, tomarte un café… o planchar, la última opción será de lo que menos te apetezca. Quizá no sea la tarea del hogar que menos te guste, o quizá eres de las personas que asegura «Odiar planchar». Sea como sea, la plancha, será para ti una obligación.

trucos para no planchar o planchar menos
Reduce el tiempo de plancha y dedícalo a hacer algo que de verdad te guste.

¿Has calculado cuántas horas al mes le dedicas a la plancha? ¿Cuánto tiempo de tu vida te pasas planchando?

Si no lo puedes calcular, no pasa nada. También puedes verlo desde otro punto de vista: ¿Sabías que la plancha es uno de los electrodomésticos que más energía consume por minuto?

Sea por la razón que sea, reducir el tiempo de planchado en tu vida es positivo, no solo como una forma de ahorrar tiempo, también dinero.

Por aquí no nos salían las cuentas y hemos decido reducir el tiempo que le dedicamos a planchar aplicando estos trucos, que nos han dado resultado desde el principio.

1. Elige la ropa adecuada

trucos para no planchar o planchar menos
Antes de comprar tus prendas, mira las etiquetas y elige tejidos que no se arrugen fácilmente.

El primero que tienes que tener en cuenta, a la hora de reducir plancha, es mirar las etiquetas antes de comprar ropa, y elegir prendas que sean más fáciles planchar.

Normalmente cuanto más porcentaje de fibra sintética tengan (poliéster, lycra, acetato…) más fácil será de planchar.

Las telas más naturales son las que más se arrugan, aunque hay prendas, sobre todo en verano, que quedan bien sin planchar, como la seda, el algodón o la viscosa. Y otras como el lino y el algodón más finito que se arrugan con la mirada y tendrás que plancharlas sí o sí.

Anterior

Comentarios