Cómo moler café sin molinillo

En nuestra DisfrutaBox ‘Regreso al futuro’ viene el sabroso café Grano Blonde Espresso de Starbucks®. Muchos de vosotros nos habéis comentado que actualmente no teníais molinillo para poder moler el café y disfrutar de su delicioso sabor. No os preocupéis por este hándicap, ya que existen alternativas para moler el café sin molinillo. Os explicamos en este sencillo tutorial cómo podéis moler café sin molinillo. ¡Toma nota!

Seguro que, al recibir tu DisfrutaBox, el primer aroma que notaste fue el del café Starbucks® Grano Blonde Espresso. Es un café suave y envolvente compuesto por una mezcla de granos procedentes de Latinoamérica, especialmente seleccionados y minuciosamente tostados para extraer sus vibrantes notas dulces. Un espectáctulo para los amanes del café.

Café Starbucks Grano Blonde Espresso Roast

Quizá no cuentes con molinillo en casa y, por tanto, no puedas degustar esta exquisita bebida. Como estamos para hacerte las cosas más fáciles, no te preocupes porque con uno de estos métodos alternativos para moler el café no tendrás inconveniente a la hora de probar y saborear esta bebida de Starbucks. ¡Que aproveche!

1. Con un mortero

Es la forma idónea para moler los granos, pero cogerle el truco puede costarte un poco. Te aconsejamos empezar primero por unos pocos granos hasta que te parezca súper sencillo.

2. Usa la licuadora

Coloca la cantidad de granos que creas conveniente dentro del vaso de la licuadora y lícualos hasta que se hagan polvo (cuidando que no sean demasiado finos). Como consejo: configura la licuadora en la opción de «moler» o, en su defecto, la opción más baja.

Usar licuadora para moler los granos de café.

3. Amásalos

Para conseguir mayor uniformidad en el café molido, puedes usar un rodillo de amasar. Mete primero los granos en una bolsa de congelar, quitando todo el aire. Colócala en la encimera o sobre una superficie plana y empieza a rodar hacia delante y hacia detrás hasta que consigas el punto idóneo.

Moler granos de café con rodillo de amasar.

4. A golpe de martillo

Otra forma de moler, aunque un poco más ruda, es hacerlo a golpe de martillo. Deberás colocar los granos en una bolsa para congelado y, a continuación, poner la bolsa entre dos toallas o trapos. Procede a martillear con fuerza. De todos los métodos que te explicamos, este puede ser el menos efectivo, pero si no queda otra alternativa, lo puedes conseguir.

¿Has usado alguno de estos métodos alternativos para moler café? ¿Conoces alguno más? ¡Cuéntanoslos!

SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX

Comentarios