Masa de pizza casera, qué hacer y qué no

La masa de pizza casera es algo que normalmente mucha gente tiene casa. Otras, recurrimos a comida a domicilio o a las pizzas de restaurantes para disfrutar de una masa auténtica.

Pero en plena crisis sanitaria, nos hemos liado la manta a la cabeza y hemos decidido preparar nuestra propia masa de pizza casera… con ayuda, de los que más saben como siempre.

Vamos a decirte los errores a evitar si finalmente, decides hacer tu masa de pizza casera. Y 3 de las recetas que más nos han gustado. Elige tú la tuya.

Errores a evitar al prepara Masa de Pizza Casera

Hace unos meses, en la Vanguardia, Gennaro Iommelli, propietario de las pizzerías Pappa Pomodoro y Terrazza Ravello (de Barcelona) nos contaba sus secretos para no cometer errores al preparar pizza casera. A nosotros nos vino muy bien, así que hoy os los resumimos por si te son útiles a ti también.

El primer ingrediente que recomienda Gennaro, es pasión y amor: «La pizza no sale bien si no le pones pasión y amor, y eso se consigue haciendo tú mismo la masa». Y si algo nos sobra por aquí, son esos ingredientes. ¡Así que al lío!

masa de pizza casera

1. No hacer nosotros la masa y escoger mal la harina

Ese es el primer error. Aunque si estás aquí imaginamos que es para evitar el primero.

¿Qué harina es la mejor? Harina de fuerza blanca (etiquetada como 00) asegura Gennaro.

2. No poner las cantidades correctas

Estás son la cantidades para 1kg de Harina:

  • 25g de Levadura de panadero fresca
  • 40 g de Sal
  • 500 ml de Agua

Según este experto en pizzas, con 250g de masa casera de pizza tenemos una pizza estandar que se puede complementar con 100ml de Tomate, 100 de mozzarella de búfala y 8 hojas de albahaca.

Si vas a utilizar levadura de panadería seca la cantidad a echar es un tercio de la levadura fresca. Es decir, deberías de echar unos 8 g de levadura seca.

Nos cuenta Miren K.H., miembro de la comunidad DisfrutaBox. Que el error que cometía ella a la hora de hacer pizza era calentar mucho el agua a la hora de deshacer la levadura de panadería fresca. Oyó al cocinero David de Jorge su truco y es este:

Para deshacer la levadura de panadería fresca, calienta el agua pero sin que llegue a quemar. Es el punto correcto para que tu masa de pizza sea un éxito.

3. No amasar bien.

Una vez tienes los ingrediente, sigue este proceso para elaborar tu masa casera:

  1. Pon la harina en un bol.
  2. Calienta 100 ml de agua.
  3. Deshaz en ese agua la levadura con ayuda de una cuchara.
  4. Incorpórala al cuenco con la harina y amasa con las manos.
  5. Añade el resto de agua y de sal y sigue amasando desde el centro hacia afuera hasta que la masa se despegue de la mano. «Si se cuelga de la mano aún no está lista» asegura Gennaro. Debe quedar muy lisa.
  6. Entre amasado y amasado, es bueno hacer una paussa de 10 minutos.
  7. Truco para que te queden bien los bordes: «si no tocamos los 2 cm de la punta, subirán, aunque no hay que agobiarse porque esto es complicado».

4. Estresarse intentando que nos quede redonda

Cuando tu masa casera está amasada y lista para colocarla en un bol para cubrirla con un paño de cocina. Hay que dejarla reposar unas 3 horas o hasta que doble el volumen, recomienda el pizzero.

Después, ya le darás la forma que quieras, y si no te queda redonda (que es difícil) no pasa nada.

Truco: echa un poquito de aceite en la bandeja del horno para que no se pegue tu pizza. Pero uno más suave que el de oliva.

5. Colocar mal el tomate

Como siempre os decimos, los ingredientes tienen que ser de la mejor calidad, y el tomate también. Es uno de los ingredientes pirncipales.

No hay que pasarse con la cantidad, lleva mucha agua y podemos estropear la pizza. Con 100ml por cada 250g de masa valdría.

Si añades tomate como guarnición haz como Karlos Arguiñano en una de sus recetas: utiliza tomates cherri, saltéalos en aceite y añádeles cuando la pizza esté acabada.

6. No controlar la temperatura y tiempo de horneado

Es importante que la temperatura del horn sea alta «la cocción en frío deja seca la pizza» asegura el pizzero.

Hay que cocinar la masa casera en el horno ya precalentado a 250 grados, de 12 a 16 minutos.

Por tanto, temperatura alta, tiempo corto.

Y la masa no tiene que estar fría, sino a temperatura ambiente.

Hornea hasta que los bordes queden dorados.

7. No colocar bien la mozzarella ni los quesos

Hay que escurrir bien la mozzarella y cortarla en rodajas finas. Extiéndela bien sobre la masa una vez le has echado la salsa de tomate.

Si no utilizas el tomate de base, que sea la mozzarella (mejor de búfala) la base. Y luego puedes cubrir el resto de la pizza con trozos del queso que tú quieras. Con 4 es suficiente.

8. Poner muchos ingredientes y cocinarlos mal

«Si la ahogas, la matas», asegura Gennaro. El exceso de ingredientes (como el de quesos) es innecesario y si pones demasiados, pueden que no se cocinen bien.

Este pizzero recomienda no poner más de 3 o 4 y bien cocinados.

Si vas a echar champiñones o frutos del mar, cocínalos a parte y añádelos al final.

9. No atreverse a ser creativo

10. Recalentar en microondas

Así, según este experto, la pizza se cuece más por dentro que por fuera.

Lo mejor es calentar «una sartén con un poquito de aceite, introducir la pizza, taparla y en unos tres minutos ya está de nuevo crujiente». Si te sobra pizza, guardala solo de un día para otro, no más.

Y sí, ¡siempre puedes congerla la masa! Pero recuerda que antes de meterla al horno, tiene que estar a temperatura ambiente.

Anterior

Comentarios