Productos de limpieza que NUNCA debes mezclar

Parece que durante este confinamiento, muchas personas están aprovechando para hacer una limpieza a fondo de sus hogares. Por eso, es necesario utilizar los productos correctos para cada tarea. Como se trata de sustancias químicas, hay que tener en cuenta que la combinación de estos pueden provocar daños en nuestra salud. A continuación, repasamos los productos de limpieza que nunca debes mezclar entre sí.

Además de tener en cuenta emplear cada producto de limpieza para un uso concreto, también es preciso que pongas en práctica algunos consejos básicos, como mantener cada producto en su envase original, guardarlos fuera del alcance de los niños -muy importante- y siempre seguir las instucciones de uso del fabricante. Por último, es recomendable limitar la utilización de lejía o amoniaco.

Vinagre y agua oxigenada

El resultado de mezclar estos dos productos que todo el mundo tiene en casa da como resultado ácido paracético. Y si se combina en grandes cantidades, puede provocar irritación de la piel, nariz, ojos, garganta o pulmones.

Lejía con vinagre

Mezclando estos dos productos tan cotidianos se generan vapores tóxicos que provocan quemaduras en los ojos, así como daños pulmonares.

Foto de Genial Gurú.

Comentarios