Pintura casera de manos para niños y bebés

Si en casa tienes niños pequeños, o este fin de semana te toca pasar un rato con tus sobrinos/as, esta manualidad para hacer pintura casera de manos comestible (sobre todo si tienes bebés) es fácil, divertida y dará juego a muchas actividades. Y es una pintura natural… por lo que si tienes algún catador/a, no habrá riesgo de intoxicación.

Compartimos contigo 7 recetas, para que elijas o pruebes la que mejor resultado tenga para ti. Algunas no van a ser comestibles, pero sí van a ser seguras.

Con las diferentes recetas de pinturas de dedos para niños y bebés que compartimos con vosotros, tendréis diferentes resultados que os iremos contando.

Si quieres hacer pintura casera sin colorante, te recomendamos que utilices otras pinturas (lavables si puede ser) para darle color, pero no tendría mucho sentido el experimento, y con colorante alimenticio es más seguro.

Las ventajas de hacer esta receta de pinturas caseras es que ahorras dinero, y que al ser hechas con ingredientes naturales, vuestros hijos, sobrinos o peques a cargo, podrá comerla tranquilamente (aunque no está nada rica) sin riesgo de intoxicación. No serán todas así de seguras, pero las que no se pueden comer, tienen ingredientes muy de andar por casa, y con resultados geniales que a los peques les encantará, como experimento sensorial.

Damos paso a estas manualidades infantiles y empezamos con las recetas de las pinturas de mano caseras.

1. Pintura casera de manos con Maicena

receta pintura casera de manos para bebes
Esta pintura de manos casera para pintar con los dedos es genial para niños. Foto de growingajeweledrose.com

Ingredientes para hacer esta pintura de dedos:

  • 1/2 taza de Maicena
  • 2 tazas de Agua
  • 3 cucharadas pequeñas de Azucar
  • 1/2 cucharada pequeña de Sal
  • Colorantes alimentario

Cómo hacer pintura casera con maizena:

  1. Pon en un cazo el agua y cuando esté templado añade la Maicena y remueve bien hasta que se disuelva bien sin grumos.
  2. Añade el azúcar y la sal y remueve todo bien hasta que la mezcla adquiera un poco de consistencia.
  3. Divide la mezcla en tantos recipientes como colores quieras, y añádeles por último el colorante alimentario para darles los colores buscados.

Si te sobra pintura, procura guardarla en un recipiente que puedas cerrar bien y consérvalo en la nevera. Quizá para darle un nuevo uso tengas que calentarlo un poco otra vez la mezcla.

Anterior

Comentarios