Consejos para aliviar el calor de tus mascotas en verano (perros y gatos)

El calor no nos da un respiro este verano y esto, obviamente, también afecta a nuestras mascotas. Todas ellas sufren el calor igual o más que nosotros, por ello, es esencial encontrar maneras de refrescarlos cuando empiezan a subir los termómetros. Así, ellos podrán disfrutar del verano y tú, estarás tranquilo sabiendo que están lo más cómodos posibles durante los días de más calor. Aquí te dejamos algunos consejos para aliviar el calor de tus mascotas en verano, que esperamos que te sean muy últiles.

Consejos para aliviar el calor de tus mascotas en verano (perros y gatos)
Photo by Snapwire

El calor puede afectar de muchas maneras a nuestras mascotas peludas, algunas dejan de comer por las altas temperaturas, otras no hay manera de que duerman…. Por suerte, tenemos todos los trucos para que se mantengan más frescos y puedan estar lo más cómodos posibles aún con estas temperaturas. Para que tú, también estés más tranquilo/a.

Debes tener en cuenta que hay algunos procesos de termorregulación del cuerpo humano que las mascotas no comparten. Por ejemplo, los perros, no sudan como los humanos y la manera de regular el calor, es un tanto más complicada para ellos, por lo que el calor les afecta más. Por eso, lo mejor es echarles una mano para ayudar a aliviar el calor de tus mascotas.

No lo rapes y cepíllalo

Se suele tener la falsa creencia de que cortar el pelo de nuestras mascotas les ayuda a mantenerse más fresquito y es una forma de aliviar el calor de tus mascotas. Pero no es así.

Si se trata de un gato casero que no sale a la calle, no tiene por qué haber problema.

Pero para las mascotas que salen a la calle, como los perros y algunos gatos, cortarles el pelo suele ser un error porque es su protector solar. Así que no le rapes, córtale si quieres un par de centímetros, pero déjale pelo suficiente que siga protegiéndole del sol.

De forma natural, lo que hacen los perros es soltar el subpelo. Un pelillo más corto que parece pelusa y que les calienta en invierno. Ayúdale cepillándole frecuentemente para que lo suelten antes.

Evita los paseos durante las horas de más calor

Así como no es recomendable para los humanos salir a las 2 del mediodía en plena ola de calor, tampoco es recomendable para las mascotas. En este caso los perros que son los que necesitan salir. Un calor excesivo durante el paseo podría derivar en golpes de calor o molestias. Lo mejor es salir a primea hora de la mañana y cuando cae el sol y empieza a correr un poco de aire.

No tienes que dar menos paseos con tu mascota, pero sí adaptar las salidas para que no coincidan con las horas puntas del sol. Eso os beneficiará a ambos y podréis disfrutar de un paseo relajado cuando ya no haga tanto calor. Puedes priorizar las salidas a la playa a primera hora de la mañana o hacer una escapada a un parque a última hora, cuando el sol ya se esconde.

El día que tengas que salir a pasear con tu mascota en las horas centrales del día, dale un baño antes para que vaya lo más fresquito posible. Mójalo.

Además, debes tener en cuenta la temperatura del asfalto, el alquitrán puede estar entre los 55 y los 80 grados al sol. Por ello, lo mejor será evitar el asfalto en los días de más calor y optar por otro tipo de terrenos. Si no es posible, buscar lugares con sombra para pasear. Sus almohadillas podrán quemarse y esto, resultaría muy incómodo y peligroso para tus mascotas.

Otra cosa importante: en el paseo lleva siempre agua para que tu mascota pueda hidratarse continuamente. Y no, no tiene que ser un paseo largo para llevarla. Los días de tanto calor es importante que la lleves siempre encima.

Ambiente fresco en casa para aliviar el calor de tus mascotas

gato tumbado a la sombra aliviar el calor de tus mascotas
Photo by esrageziyor

Es importante que la casa esté fresquita para aliviar el calor de tus mascotas. También para ellos aunque estén solos en casa. En este sentido, ambienta la casa como si estuvieras tú en ella, para que tu mascota esté lo más cómoda posible cuando no estés tú.

  • Deja un ventilador en un lugar al que pueda recurrir para estar fresquito.
  • Programa el aire acondicionado para que la casa esté fresquita.
  • Cierra ventanas y persianas en horas de más calor y mantenlas abiertas para que genere corriente cuando baje el sol.
  • Hay camas especiales para gatos y para perros refrescantes a las que pueden recurrir en momentos de mucho calor en casa. Asegúrate de que el material del que están hechas no sea peligroso para tu perro o tu gato (por si las muerden o arañan) y no dudes en convertirlas en el sustituto de su cama invernal.
  • Prueba a ponerle juguetes refrescantes: una piscina en el jardín, pelotas rellenas de agua…. cosas refrescantes que le gusten a tu mascota.

El agua es el mejor aliado para aliviar el calor de tus mascotas

La hidratación es un esencial para mantener a tu mascota en plena forma, si ves que sigue bebiendo o pide más agua, no dudes en ofrecérsela. Ellos buscarán esa humedad para poder pasar los días de calor con mejor cuerpo. Intenta poner el agua en un lugar fresco de la casa para que se mantenga fría, hay incluso recipientes que pueden ponerse en el congelador para que el agua se mantenga fría durante horas. Eso sí, el agua tiene que estar fresca, no congelada. Así que tendrás que cambiársela más a menudo para que así sea.

Lo mejor será dejar agua siempre a su disposición para que puedan tomarla cuando la necesiten, además, si ves que está tomando poco, anímale a hidratarse con mayor frecuencia. Así no perderá energía y se mantendrá más fresco en casa. De la misma manera, recuerda llevar agua en vuestros paseos y hacer paradas para que pueda beber si lo necesita.

Si ves que no hay manera de que tome agua, puedes probar a introducir alimentos húmedos o incluso humedecer su pienso, así conseguirás mantener unos mínimos de agua en su cuerpo. Puedes preparar todo tipo de snacks frescos y mantenerlos en el congelador y la nevera para dárselo como si fuera un premio.

Un baño para refrescarse y aliviar el calor de tus mascotas

Nada pinta mejor que un buen baño a mediados de agosto, ya sea en una piscina, en el mar o incluso con una manguera en la terraza. Remojar a tus mascotas puede ser divertido y muy útil para que se refresquen durante los días de calor.

Aquí tienes que contar con los gustos de tu mascota. Si no le gusta nada el agua. Prueba a ponerle toallas húmedas en la cabeza y en el tronco, que le den el toque de frescor que necesitan sin incomodarles demasiados.

Si les gusta el agua: tira de manguera, baños extras, playa…. ¡lo que puedas!

Disminuye la cantidad de comida

agua para aliviar el calor de tus mascotas

Así como nos pasa a las personas, es completamente normal que los animales pierdan el apetito durante los meses de calor.

Si ves que dejan comida o que no están comiendo demasiado, puedes hacer dos cosas:

  • Probar a darles su comida cuando más fresquito haga (a primera hora de la mañana o por la noche).
  • Regular la comida durante la estación o hasta que veas que pide más otra vez.

Si tienes alguna duda sobre las cantidades para tu mascota, lo mejor siempre será consultar con tu veterinario de confianza. El veterinario sabrá indicarte la cantidad de comida que necesita en cada etapa de su vida, teniendo en cuenta las condiciones externas, su edad o incluso la raza.

También puedes apostar por introducir pequeños snacks fríos en la comida, así podrá refrescarse y será más sencillo que le apetezca comer lo que le toca cada día.

Evita dejar a tu mascota sola en el coche

perro en coche evitar dejar mascotas en choche
Foto de Charles Roth

Tienes que ir a comprar algo y vas con tu mascota, no sabes cómo hacerlo e incluso te planteas dejarla en el coche. No obstante, esto puede resultar muy peligroso para los peludos. Cada verano se dan casos de animales que fallecen por golpes de calor en coches y es que un perro encerrado en un coche que va acumulando calor, puede provocar una insolación en la mascota en poco tiempo. Así que evítalo.

Ni bajando las ventanillas evitas el peligro. Así que cuando tengas que llevar a tu perro en viajes largos, intenta no parar a comer en un restaurante si no al aire libre. Y si es para hacer la compra, intenta organizarte para que no te tenga que esperar en el coche.

Conoce los signos de alarma de un golpe de calor

Habéis dado un largo paseo, ha hecho mucho calor o se ha quedado solo en el coche mucho tiempo, si alguna de estas situaciones se ha dado este verano y empiezas a notar síntomas raros, debes ir a urgencias para evitar consecuencias graves.

Algunos de los síntomas de la insolación en mascotas son los jadeos rápidos, los ojos rojos, los vómitos o incluso la somnolencia. Una salivación anormal, que suden mucho por las almohadillas o que no se muevan mucho o estén poco enérgicos, también pueden ser signos de un golpe de calor. Si los detectas, no dudes en acudir a tu veterinario para que pueda revisarlo.

De camino a la clínica, refréscale con un poco de agua (que no esté excesivamente fría), dale de beber para que no se deshidrate o ponle hielo en la cabeza y cuello alternando un sitio y otro para que le vaya bajando poco a poco la temperatura.

Evita envolverlo en una toalla húmeda, es mejor ponerle fresquito de forma controlada hasta que va bajando. Y no le des agua muy fría porque el contraste puede ser peligroso.

¿Qué te han parecido estos consejos? Seguro que muchos ya los aplicas en tu rutina. Recuerda que lo mejor en todos los casos será mantenerse atentos a las señales de tu mascota, si lo notas decaído o tiene algún comportamiento raro, lo mejor será ir a una clínica veterinaria para que puedan encontrar el motivo y la solución lo antes posible.

Actuar de manera rápida frente a insolaciones o alteraciones por el calor, puede marcar una gran diferencia en el diagnóstico. Recuerda que el verano es una época complicada para los peludos de la casa, así que aplica estos consejos y pónselo fácil para que se les pase volando la época de más calor.

SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX

Te puede interesar:

Comentarios