Cómo hacer un cambio de armario a lo Marie Kondo y dejarlo todo ordenado

Muchos aprovechamos los cambios de temporada no solo para cambiar la ropa del armario, también para organizarlo, deshacernos de prendas que ya no utilizamos… y por qué no, para recordar todo lo que tenemos 😱. Sigue estos tips y asegúrate de que tu armario y tu ropa quedan lo suficientemente organizados como para no tener que ordenar el armario nunca más… o hasta la próxima temporada.

Para ello tienes que saber, de antemano, que en esta ocasión te va a llevar más tiempo del que te gustaría (seguramente) realizar este cambio de armario y esta organización. Pero te podemos asegurar que va a merecer la pena el esfuerzo porque te vas a olvidar de ordenar tu ropa periódicamente.

Mujerhoy.es

Si no has oído hablar del método KonMari, te adelantamos ya que vamos a mencionarlo mucho, y aunque este Consejo no es para explicarte en qué consiste, hablaremos largo y tendido de él porque lo hemos tenido muy en cuenta. Marie Kondo no cree en el cambio de armario, ella prefiere tener toda la ropa visible y ordenada a ser posible en un mismo lugar.

En nuestro caso, tenemos que seguir haciéndolo por cuestión de espacio. Pero utilizando sus teorías, conseguimos que nuestros próximos cambios de armario sean menos caóticos.

Su libro La Magia del Orden es un superventas desde hace años, y desde luego a nosotros nos ha resultado muy útil para organizar nuestro hogar.

1º sacar toda la ropa que tengas

Una premisa del método KonMari es ordenar por categorías y no por ubicación, sobre todo cuando tu ropa está por toda la casa, y no solo en el armario de tu habitación. De esta forma, eres verdaderamente consciente de todo lo que tienes.

Giphy.com

Te recomendamos que esta tarea la empieces sacando primero tu ropa de invierno (o de la temporada que dejas atrás).

Vete colocándola, de forma lo más visible posible, en una misma habitación, amontonándola por tipología: abrigos, jerséis, chaquetas, pantalones, faldas…etc.

Saca también tus zapatos y accesorios (fulares, bolsos, gorros, guantes…).

Vanitatis.Elconfidencial.com

Y a continuación saca la ropa de verano y haz lo mismo.

Marie Kondo, te aconseja empezar por ordenar tu ropa primero. Si compartes piso o vives con tu familia, llegad a un acuerdo para que tu pareja también organice su ropa (o te deje organizarla a ti si lo prefieres) y organicéis la de los niños. Pero esto, en segundo lugar.

Una vez te hayas asegurado de que toda tu ropa esté fuera pasa al siguiente paso.

2º. Quédate solo con lo que te hace feliz

Marie Kondo nos propone una forma muy efectiva de desechar las cosas que no usamos: y es quedarnos solo con lo que nos hace feliz 😍 .

Giphy

De esta manera el objetivo no es tirar sino conservar. Y de verdad acabas conservando lo que verdaderamente vas a usar.

Una de las principales causas del desorden es que almacenamos más de lo que necesitamos hasta el punto de no saber ni lo que tenemos. Con este método, vamos a ser muy consciente de lo que tenemos y de por qué lo tenemos.

  • Empieza desechando de fácil a difícil, es decir, empieza por las prendas rotas o gastadas que sean imposible volver a ponerte, las que no te valen, las que no te sientan bien, las que están muy pasadas de moda… hasta que te quedes con las que de verdad quieres tener en tu armario.

via GIPHY

Una pregunta que nos recomienda Elena HG que nos hagamos es: Si estuviera a la venta, ¿volvería a comprar esta prenda, a gastarte el dinero en ella?

  • Hazlo también por categorías: empieza por ropa, zapatos y por último complementos (bolsos, fulares, joyería, gafas…)
  • Desecha la ropa que tengas que tirar, donar y vender. Y cuando tengas claro la ropa que te vas a quedar, tanto de invierno como de verano y los básicos, pasa el siguiente paso.

¡Recuerda, cuanto más visible tengas la ropa que vas a guardar, mejor lo vas a organizar

3º. Limpiar y lavar

Limpiar

  • Dale un buen repaso a tu armario y déjalo libre de polvo, ácaros y suciedad.
  • Incluye ambientadores naturales como bolsitas de lavanda, y si quieres ahuyentar a las polillas, prueba a meter bolsas con clavo o cedro, cáscara de naranja o de limón o los clásicos sobrecitos de naftalina.

Si vives en zonas de humedad, prueba a meter una bolsita con tizas, absorbe el exceso de humedad y solo tendrás que cambiarlo cada 2 meses.

etiquetasdepapel.blogspot.com

Lavar

Antes de guardar la ropa de la temporada anterior, es importante lavarla. No la planches, pero sí lávala. Limpia también el calzado.

Dependiendo de cómo hayas guardado el año anterior la ropa que vas a sacar de nueva temporada, es posible que necesite también un lavado para quitar el olor a cerrado, naftalina o humedad.

Muchas veces, la ropa blanca que tenías guardada sale amarilla o grisácea. Para recuperar su color prueba a sumergirla en agua tibia con un gel blanqueante o si quieres un truco casero prueba a echar zumo de limón o bicarbonato.

Y ¡a guardar!

4º. Guardar y organizar

Ropa de la temporada anterior

  • Te recomendamos que la guardes de nuevo por tipología, porque luego a la hora de buscar algo va a ser más fácil.
  • No te recomendamos que lo guardes en esas bolsas de plástico que luego comprimes con la aspiradora y ocupan tan poco espacio, porque es cierto que la ropa se maltrata un poco más, pero también eso dependerá de tu espacio y posibilidades.
  • Si vas a almacenar la ropa en trasteros, altillos o zonas donde se concentre humedad, opta por cajas o bolsas de plástico y asegúrate de cerrarlas bien para evitar que tu ropa huela a humedad cuando las saques, o lo que es peor, se estropee. Las cajas de cartón o tela, en este caso, no son muy buena opción.
  • Tanto los zapatos, como bolsos y sombreros, tienes que guardarlos de forma individual (los zapatos cada par en una caja) y en cajas rígidas para evitar que se deformen.

Introduce, como en el armario, bolsitas de lavanda y los remedios antipolillas que consideres oportuno.

Perchas: si vas a guardar ropa en perchas, utiliza de madera o plástico, las de metal pueden deformarse y estropear tu ropa.

Ropa de la nueva temporada

Aquí volvemos a recurrir a Marie Kondo y a su sabiduría para establecer un sistema de guardado con el que conseguimos aprovechar más el espacio, mantener el orden (sin tener que ordenar el armario cada mes) tenerlo todo lo más visible posible para ver siempre las prendas que tenemos y que no se arruguen.

Se trata colocar las prendas, dentro de los cajones, en vertical y no en horizontal, como acostumbramos a hacerlo nosotros.

Aquí es importante tener en cuenta 2 cosas:

  1. No todas las prendas se pueden doblar, por su tejido, principalmente, y habrá que colgarlas.
  2. Aplicar el método de doblado KonMari para que sea un éxito.

¿Cómo doblar la ropa a lo Marie Kondo?

Hay miles de tutoriales en Internet, y si tienes sus libros, te lo explica paso a paso. Nosotros vamos a recurrir a la mismísima Marie Kondo y también a Elena HG, entre otros, con vídeos muy bien explicados y trucos geniales sobre cómo doblar la ropa, pero te adelantamos, con estas imágenes de la revista Clara, las bases de su sistema.

Al principio, necesitarás una superficie lisa para hacerlo… pero con la práctica, lo harás incluso en el aire.

Clara.es
Clara.es

Mira cómo doblar camisetas, blusas y tops

Mira cómo doblar sudaderas, jerséis y chaquetas

Mira cómo doblar vestidos y faldas

Mira cómo doblar pantalones

Mira cómo doblar ropa interior, calcetines y medias

Mira cómo doblar ropa de bebé

Cómo perchar la ropa

Guárdala por colores y ligereza, de izquierda a derecha: los más oscuro y pesado a la izquierda.

¡Y procura no colgar 2 prendas en la misma percha!

Toma ideas para organizar tus bolsos y complementos

Marie Kondo aconseja ordenar las cosas de forma que quede lo más visible posible para ser consciente en todo momento de lo que tenemos. En el caso de los bolsos, por espacio suele ser muy difícil, a nos ser que tu vestidor sea de anuncio, por lo que esta premisa no suele ser posible.

  • La idea es agruparlos por estilo y/u ocasión, e intentar guardar los más pequeños dentro de los más grandes, de forma que no se deformarán y ocuparán menos espacios, pero no los tendrás todos a la vista.
  • Fulares y bufandas se enrollarían, guardándolas en espiral o colgándolas según su tejido. Échale un vistazo al vídeo porque te dan muchas ideas.

Puedes colgar los fulares en perchas como en el vídeo. Y si añades a las perchas las anillas de las cortinas de ducha, podrás colgar muchos más.

  • Los cinturones los puedes colgar o guardar en cajones enrollados.
  • En cuanto a joyería y gafas, hay muchos espacios para guardarlos. Aquí también haz tu selección, quédate con lo que realmente quieres y desecha el resto.

Puedes organizar tus gafas en cajas o colgarlas en perchas. Pega unos colgadores en las puertas de tu armario para colgar los collares y utiliza cubiteras de hielo para organizar tus pendientes y anillos.

Cada cosa en su lugar

Una vez has guardado todo, cada prenda y accesorio tiene su lugar. Por lo que una vez utilizado, solo tienes que volver a colocarlo en su sitio. Es una forma de evitar el desorden en tu hogar y de esta forma, solo tendrás que preocuparte del cambio de armario 2 veces al año.

Te recomendamos que apliques estos consejos y que nos cuentes cómo te ha ido… seguro que tu próximo cambio de armario dura mucho menos tiempo y es más llevadero.

Asimismo, la tranquilidad y buenas vibraciones que da el orden empezará en tu armario y seguro que acaba extendiéndose a toda la casa.

¡Cuéntanos si te apetece que sigamos hablando de estos temas y recuerda, que al final tienes que premiarte un poquito por el trabajo bien hecho! Así que regálate tu PRIMERA DISFRUTABOX por solo 9,99€ y #ViveLaExperiencia.

Comentarios