Después de leer esto, utilizarás exfoliante corporal con este ritual (para siempre)

¿Cada cuánto tiempo tengo utilizar exfoliante corporal?

Tanto el rostro como el cuerpo, los expertos recomiendan exfoliarlo al menos un vez a la semana, dependiendo de lo sensible que tengas la piel, podrás hacerlo incluso dos veces.

  • Si tienes la piel seca, una vez a la semana bastará. Pero hazlo, tu piel te lo está pidiendo a gritos.
  • Si tienes la piel grasa (sin acné), puedes hacerlo incluso dos veces por semana.
  • Si tienes la piel muy sensible o muy fina, hazlo cada 15 días y asegúrate de utilizar exfoliantes suaves que no te irriten.
exfoliar el cuerpo en la ducha
Elige el momento más tranquilo para exfoliar tu cuerpo con estos 6 pasos.

¿Qué partes del cuerpo no puedo exfoliar y cuáles sí?

Evita exfoliar las zonas más sensibles, como el escote, los pechos y obviamente las zonas íntimas.

Debes exfoliar los brazos y piernas completas, incidiendo más en las zonas más ásperas como codos, rodillas y talones.

Cómo exfoliar mi cuerpo correctamente en 6 pasos

Es recomendable exfoliar la piel previamente humedecida, así que aprovecha el momento de la ducha para exfoliar tu cuerpo.

  1. Tómate tu tiempo para exfoliar tu cuerpo correctamente… elige el día o momento en que puedas hacerlo sin prisa: fin de semana, por la noche… y recréate en la exfoliación.
  2. Antes de exfoliar, tienes que tener la piel muy limpia. Así que, el primer paso es enjabonarte, sí.
  3. Aplícate el exfoliante suavemente (no tienes que arañar tu piel). Exfoliantes como los de Anatomicals, están formulados para eliminar las células muertas de forma agradable (es algo placentero, no un sufrimiento).
    Puedes utilizar, para aplicar tu exfoliante corporal, las manos o un guante de crin, cepillo o una esponja.
  4. Tienes que realizar dos tipos de masaje según la zona a exfoliar.
    – Realiza un masaje circular en zonas como el abdomen, la espalda y los glúteos.
    – Y un masaje ascendente, es decir, de abajo a arriba, en brazos y piernas.
    Con estos dos tipos de masajes, conseguirás estimular la circulación y drenar.
  5. Si tienes que dejarlo actuar unos segundos, déjalo actuar. Si no, aclara con abundante agua. Evita que esté muy caliente (35-37ºC máximo), y aplica un chorro de agua fría al final para tonificar.
  6. Después de utilizar un exfoliante, es importante hidratar muy bien la zona tratada, y además, como ya te hemos dicho, tu piel absorberá mejor los nutrientes y principios activos de tus cosméticos, así que no te olvides de hacerlo. No tengas prisa en vestirte y deja que tu piel absorba bien tu hidratante.

Aclaramos una última duda:

¿Utilizo el exfoliante antes o después de depilarme? Antes. Siempre.

Si tienes la piel sensible: aplícate el exfoliantes antes en una zona pequeña, por ejemplo una parte del muslo, y comprueba si te irrita. Si es así, cambia a otro más suave.

Como verás no vas a tener que hacer ningún cambio radical en tu rutina de belleza, e incorporar a tus duchas del fin de semana, por ejemplo, el ritual de exfoliar tu cuerpo, además de sencillo, va a tener resultados positivos muy rápido.

Pruébalo y cuéntanos.

SUSCRÍBETE A DISFRUTABOX

Te puede interesar:

Siguiente

Comentarios